domingo, 9 de mayo de 2010

Seguimos confiando en Fito Páez...








Presentó en Buenos Aires "Confía" su nuevo disco.

En su momento con el duelo con Arjona sobre que es arte y qué no, sus tapas por los líos con sus chicas y demás renace el rosarino desde sus cenizas para demostrar que tiene todo el derecho a opinar lo que le plazca, a tener las novias que quiera, pero seguir dando en el clavo con sus letras inmortales...

Vestido de traje y corbata, íntegramente de blanco, arrancó el show sentado al piano con "Folis Verghet", tema de La la la, el disco que sacó con Luis Alberto Spinetta en 1986.

"Muy buenas noches carajo, sean bienvenidos a una larga noche", se presentó Páez. Y tenía razón. El recital se extendió por más de dos horas con un ritmo vertiginoso, casi carente de baches. Luego de la curiosidad de la primera canción, el primer segmento del show estuvo marcado por la combinación entre los temas de su nuevo álbum ("Tiempo al tiempo", "Confía", "La nave espacial", "London Town" y "Limbo mambo") y viejas canciones, que fueron las que más movilizaron al público.

"A ver che, a mover el culo", pidió Fito antes de encarar una potente versión de "El chico de la tapa", que provocó la primera explosión de la noche. "Llueve sobre mojado", el hit de aquella frustrada experiencia con Joaquín Sabina y la bellísima "11 y 6" también despertaron entusiasmo en la gente.

Antes de "Limbo mambo", Fito admitió: "No hay muchos temas, siempre repito lo mismo con el color del momento". Y si el rosarino siempre fue autorreferencial en sus kilométricas letras, habrá que pensar que está pasando por un momento de optimismo, ya que en "Limbo." asegura que en la vida "sólo se trata de caminar" y en "Tiempo al tiempo" canta "todos los días sale el sol y la luna vuelve a brillar". Este optimismo se vio reflejado en el show, en el que Fito siempre contagió alegría.

A mitad del recital, el rosarino dejó de lado casi totalmente el material de Confía y se dedicó satisfacer a sus fans con una catarata de clásicos. Uno tras otro pasaron "Cable a tierra", "Tumbas de la gloria", "La rueda mágica", "El amor después del amor" (con Claudia Puyó en coros) y dos de los mejores temas de su extenso repertorio: "Polaroid de locura ordinaria" y "Ciudad de pobres corazones", canción en la que protagonizó un gran duelo de guitarras con el endemoniado Dizzy Espeche.

Luego del revoleo de poleras y chaquetas en "A rodar mi vida", Páez se tomó un descanso y volvió un poco más informal, con jeans, zapatillas, camiseta y saco rosa, para tocar los bises. Pese a que en el intervalo el público coreó entera "Dale alegría a mi corazón", esta no fue tocada. Las canciones elegidas, en cambio, fueron "Giros", "Dar es dar" -con el rosarino caminando entre la platea- y el hit de cancha "Mariposa Tecknicolor". Fue un final bien a

La lista de temas de Fito Páez en el Luna Park

Folis Verghet
Tiempo al tiempo
Confía
El chico de la tapa
Llueve sobre mojado
La nave espacial
London Town
11 y 6
Circo Beat
Limbo mambo
Cable a tierra
El diablo de tu corazón
La ley de la vida
Naturaleza sangre
El mundo de hoy
Tumbas de la gloria
Un vestido y un amor
M&M
Al lado del camino
La rueda mágica
El amor después del amor
Polaroid de locura ordinaria
Ciudad de pobres corazones
A rodar mi vida
Giros
Dar es dar
Mariposa Tecknicolor

No hay comentarios: