sábado, 29 de noviembre de 2008

Cumbre Latinoamericana

En la era de la reestructuración y el ahorro, una banda emergente a la cual se le descompuso su cámara digital, hace uso de una herramienta sencilla: la cámara del celular, gracias a ello damos testimonio de nuestra presencia en el Caupolicán para ver dos grandes bandas Latinoamericanas: LUCYBELL Y BABASÓNICOS
LUCYBELL: "Sin sorpresas"
Es una banda consagrada, que está en una meseta lineal y que le debe a su público y el mercado de sellos discográficos le debe a ellos llegar más lejos, regalar esplendor.
Una sorpresa puede ser algo bueno o malo, en éste caso, no hubo, fueron correctos y acordes a su nivel, los temas que todos coreamos, un sonido potente y de calidad. Un punto en contra es su estética, así es como Eduardo Caces y al final Claudio Valenzuela (a quien vimos cambiarse detrás de los amplificadores) tenían puesto las poleras de la banda, lo cual considero que a esta altura ya no es necesario, la mayoría de la gente fue a verlos exclusivamente a ellos, son un grupo convocante todavía, pero esperamos lo sea aún más.


BABASÓNICOS: "Un poco de parodia"
Riéndose de ellos mismos y de las grandes bandas de rock actuales, los oriundos del país vecino payasearon en el escenario, lejos de la altanería de Dárgelos cuando es entrevistado (aunque elocuente) se los vio relajadísimos, subiendo y bajando de los amplificadores, bailando, tomando el micrófono y haciendo malabares (a veces salía otras no), dieron un buen show, particularmente me reí mucho con las actuaciones de las canciones, pero debe ser que los he visto varias veces antes y no siempre están de humor. El sonido estaba fuerte, y tal vez un cambio de ropa hubiera estado bien, pero no dejaron con sabor a poco y eso, ya es mucho.
Ambas bandas se lucieron para un mes que está complicado en materia económica, inclusive en la onda en general de la gente, y soñamos que los shows se multipliquen y puedan estar en un precio razonable "apto para todo público".

No hay comentarios: