lunes, 8 de marzo de 2010

26 de Febrero de 2010

Hasta este día todo marchaba normal en nuestra tierra, una gran mayoría se divertía, otros resignados daban por finalizado su período de vacaciones, otros expectantes por el último día del festival, nadie presagiaba una catástrofe como la que vivimos. Hasta ese día hacíamos gala de nuestra mala memoria, ya que hace 25 años atrás cerca de esta fecha San Antonio y la quinta región sufrían los estragos de un terremoto, a su vez en 1960 (50 años atrás) chile se remecía con los 9,5 grados Richter del terremoto más intenso registrado en el mundo.

También es sabido que vivimos sobre la ya conocida placa de nazca, y de ahí el decir que vivimos en zona de temblores y terremotos, y bueno tsunamis también sin miedo a equivocarme.

¿ Pero que aprendimos en 50 años de historia sísmica?, absolutamente nada, civiles y autoridades nos vimos enfrascados en una situación en donde existieron al menos 24 horas de tierra de nadie, descoordinación, información inoportuna y poco confiable, desorientación, en una situación de contingencia nacional la falta de planes fue evidente.

Resulta que chile con su inmensa costa miles de kilómetros existen miles casas, camping, hoteles, bares, etc, y la gran mayoría a menos de 100 Mts del borde costero!!!, claro paras todos nosotros una vista al mar es fabuloso, contemplar su inmensidad su color, su aroma, pero vale la pena 25 años de placer por ¿2 minutos de destrucción y terror?.
Lejos de todo este ambiente idílico que representa las zonas costeras, muy por el contrario, Santiago, Santiasco para algunos, llena de Smog, contaminación acústica, stress, bocinazos, debemos ir en ayuda y ser solidarios con nuestros hermanos, pese al evidente riesgo que conlleva el vivir en la zona costera, sin ningún tipo de restricción por parte del gobierno.

Hasta el 26 de Febrero de 2010 todos nos prepararnos para recibir Marzo, mes de gastos, vuelta a clase, vuelta al trabajo, sin saber que infraestructura y hospitales de las zonas afectadas cuestan 4.800 millones dólares, ¿de donde saldrá todo este dineral para la reconstrucción?, ¿del presupuesto de la nación? si no se hubiese usado para este propósito ¿en que se hubiesen gastado?.

Efectos colaterales:

Un 26 de febrero una bolsa de pan costaba el promedio $900, hoy esa misma bolsa cuesta $1.070, y si, se prevé un alza mayor, en los productos básicos, existen pueblos y ciudades que ya no volverán a ser lo mismo, quien querrá ir de vacaciones el próximo año a esas zonas?, debemos seguir aportando con dinero porque es mucha la plata que se necesita, sacar de nuestro presupuesto que ya estaba ajustado para ir en ayuda.


Que bronca me da no contar con autoridades con la suficiente voluntad y responsabilidad para prohibir la construcción de casas, hoteles, bares, Etc, a no menos de 500 Mts del borde costero, claro muchos dirán, mira ahora se le viene a la cabeza esto, es cierto, ahora se me vino a la cabeza, pero más vale hacerle frente desde ya, porque hay que reconstruir todo y entre todos , por que si no en 25 años más o 50 estaremos frente a la misma situación.

No hay comentarios: