martes, 15 de febrero de 2011

Mi experiencia con el terremoto


Está foto significa muchas cosas para los chilenos, es el resurgir, el Ave Fénix, es muy conmovedora y a la vez genera muchos hilos de pensamiento, a mí me recuerda todo lo sucedido casi un año atrás y la diferencia, como le debe pasar a todos los extranjeros que decidimos vivir en Chile es que no es la bandera lo que me emociona, es la actitud de Bruno (El chico de la foto) que convive con el desastre que se desató el último día de Febrero, él pone Fé en dónde muchos que perdieron todo no podían, por que cuestionarse lo que la Naturaleza depara está en la normalidad de los pensamientos humanos, pero somos tan ínfimos ante ella que aveces ni nos animamos a decirlo en voz alta. Yo me lo hubiera cuestionado todo, vivo en Santiago y aquí no pasó nada en comparación a los miles de afectados por el sismo, luego el tsunami y luego las réplicas, sumado al factor humano relacionado con todas las cosas materiales que nos rodean, edificios con daños estructurales, iglesias que deberían estar remodeladas para no ser peligros constantes. También se deben destacar los recursos humanos y sanitarios que no estuvieron preparados para tal ocasión, hospitales, centros de ayuda por los ataques de pánico, charlas a los niños para que no sea traumático luego en las sucesivas réplicas, ayuda para las mascotas que sienten estos movimientos y no tienen el instinto desarrollado para evaluar que es algo normal ya que son domésticos, todo esto debe estar muy evaluado, por que cuando yo me mudé aquí es lo primero que me dijeron "En Chile tiembla", y si su geografía es esta y no cambiará jamás, por qué todo parecía tan poco ordenado y caótico? Cómo es que en un país dónde hay una buena economía y tienen fuerzas armadas que gastan millones , había sólo cinco celulares satelitales? Cómo es que el día 26 de Febrero ningún noticiero ni siquiera recordó lo ocurrido 25 años atrás, pero luego con el desastre en su cara hicieron el circo de la desagracia, que suma una mirada más en mi prisma personal, mi familia estuvo durante más de 2 meses aterrados de que yo siguiera aquí tanto que tuve que viajar a verlos y contar lo sucedido en presencia física para que lo redundante y exagerado de las noticias saliera de la retina de sus ojos, por que mis queridos amigos, aquí la frase "una imagen vale más que mil palabras" se da como anillo al dedo, y no sólo eso, una imagen vale más que mil palabras telefónicas o por mail, que parecen ser nulas en estás ocasiones.
Por eso, a más de cien réplicas que están sucediendo en el presente mes,y que seguirán pasando para estabilizar las placas, por que Febrero será recordado como un mes de incertidumbre y preocupación, con largas filas para comprar agua, alimentos y linternas, por que en este mes hace un año en esa noche caminábamos por la calle y todo el mundo te preguntaba como estabas, por que teníamos las mejores intensiones con todos, el deseo de ayudar y las fuerzas para recomenzar, la energía era pura y potente, se sentía la fortaleza humana, pero la rutina, el hastío de la ciudad en anarquía, la poca ayuda de los que más tienen, la mínima capacitación de los que deben conocer en profundidad el tema y un estado que estaba sólo para la foto del titular nos desgastaron, pero se que la llamita está todavía encendida, que si ocurriera nuevamente todos estarían con la mejor predisposición para ayudar, pero ojo, también estará la mirada sobre los que deben guiarnos, por que tuvieron un año para prepararse.

No hay comentarios: