viernes, 13 de abril de 2012

La última generación de rock...

















Yo soy de la generación X (1970-1981), mis padres son de la generación “Baby boomer” (1940-1953), entre nosotros hay una distancia de 1 generación, la generación Jones que fue una generación de muchos sueños, muchas expectativas y que al final no estuvo a la altura de las circunstancias. Mi generación es famosa por ser la gran apática de la historia, la inconformista, antipática, de pocas palabras, elegante y fuerte en sus dichos (pocas palabras pero de gran importancia), es la última generación de rock.

Fuimos los outcast, dejamos plasmadas grandes frases que acompañaron a letras de rock alternativo, punk, noise, garage en los noventas - por que no tengo que explicar que una generación se define por los años en los cuáles fuiste adolescente y nada tenía sentido pero todo queda grabado para el futuro de tus convicciones como persona adulta, a mí me definen estas palabras:

"Nadie muere siendo virgen porque la vida nos jode a todos"

"Prefiero que la gente me odie por ser quien soy a que me ame por lo que no soy"

 "Me siento insaciado pero con ganas de vivir"

"Prefiero ser el peor de los mejores que el mejor de los peores"

"No sé dónde voy, no sé, sólo sé que aquí no puedo estar"

"Ellos se ríen de mí por ser diferente, yo me río de ellos por que son todos
 iguales"

La música no sólo nos eleva a grandes alturas emocionales o actúa de estímulo de la memoria, sino que puede sumirnos en la depresión o empujarnos a comportamientos y percepciones totalmente obsesivos.

“Te falta rock” es una frase que suelo utilizar cuando una persona no tiene educación auditiva, no puedo perder el tiempo, mis oídos en realidad, en escuchar mala música, por que esos que dicen que “escuchan toda la música por que les gusta todo”  sorry, están muy equivocados. La buena música así como la gravedad tiene una Ley y para entenderla, y no memorizarla como un descerebrado hay que estudiar mucho antes, hay que pasar horas y horas escuchando, aprendiendo de música, y eso no es para cualquiera.
La generación de hoy en día y la que cautivará a mis hijos, esta generación Z o llamada también Einstein es de admirar, son tecnócratas, abiertos en sus ideologías, son positivos, les gusta cierta estética, son snobs, metrosexuales, hipsters y muchas cosas que considero espectaculares pero tienen dos falencias graves, y me concentraré solo en la primera: no entienden nada de buena música y se dejan avasallar por el consumo lascivo que llega a meterse en tu vida como el “Big Brother”.
Y es que los argumentos para mi afirmación sobran, cualquiera y repito
cualquiera que tenga una voz mediana, ni muy espectacular ni nada con el marketing correcto es considerado un buen músico pero, qué pasa con la inteligencia? Cómo es que te pueden vender tan fácil que estés con tu iPod
todo el día escuchando basura? Debería ser ilegal y no lo digo en broma, la mente asocia ideas muy interesantes cuando escucha música, puede crear catedrales sólo en imágenes y si la alimentamos con pop mediocre, reggaeton y pseudo rock estamos dejando que una generación crezca
carente de uno de los mejores alimentos que tiene la vida: la música.

No hay comentarios: