domingo, 8 de junio de 2008

Evexus se toma un cafecito mexicano.

Nos encontramos todos en la puerta del Caupolican para presenciar en éste caso un grupo en nuestra lengua: Cafe Tacvba, una banda que está enlazada con el pensamiento marxista de que todos debemos tener los mismos derechos, permitiendo que fuéramos nosotros - el público- los que decidiéramos si estar en cancha o platea (a excepción de los VIP´S que eran para prensa y amigos).

Nuestra elección fué platea, más cómodos después de un miércoles de trabajo y mucho frío, allí en plena espera vimos desfilar a la tribu fiel de los mexicanos, muchas zapatillas y jeans, colores fuertes, mochilas al hombro y chaquetas largas.

A las 21:00 hs puntuales se hicieron presentes los reyes de la noche, Rubén Albarrán Ortega, voz y guitarra tenía un jean negro tiro bajo, zapatillas de cordones de diferentes colores (amarillo y rojo) y dos trenzas en su pelo, qué sólo a él podrían quedarle tan bien, típico peinado de su etnia.
Emmanuel del Real Díaz, tecladista, guitarrista, baterista y voz, tenía un traje celeste acompañado por unos zapatos blancos, fiel a su estilo clásico al igual que José Rangel Arroyo, guitarrista y Enrique Arroyo, bajista que tenían ambos sendos trajes negros.

El primer contacto con el público- y no sería el único- fué de gran dulzura, con su tono mexicano a ultranza, el Cone Cahuitl saludó a los "muchachos" de adelante y declaró estar muy contento de volver a tocar en el país. En el transcurso de la noche dejaría más que claro que la banda tiene una gran admiración por la talentosa ex banda "Los tres" y especial por Álvaro Henríquez a quién nombró diciendo "estamos alargando porque estamos esperando a Alvarito" y ahí tocaron el hit "Déjate Caer", finalizando con una coreografía, a la manera de Full Monty que es muy adecuada con el estilo único de la banda.
Generaron en el público una lazo que suele darse con los latinos, dónde prima la calidez y candidez, con la delicadeza de su voz nos permitó realizar el repertorio, saber que Meme estaba enfermo y sus pensamientos sobre cómo están las cosas hoy en día y la posición del grupo en temas varios.


Nos pasearon por todos su hits: "Ingrata", "Volver a comenzar", "Eres", "Puntos cardinales", "Cero y uno", "El metro", "No controles" "Cómo te extraño" sonando de forma excelente, salvo ciertos acoples y distorsiones que no empañaron el gran show que dieron.
Finalizando, después de evadir el crudo frío nos encaminamos a nuestros hogares con la certeza de que estuvimos dentro de una cofradía, dónde los egos de los artistas no se entrometen,dónde la lejanía de la estrella en el escenario no existe por que nos permite arroparla, acompañarla en su baile y jamás enojarse por un desubicado que quiere llamar la atención tratando de abrazarlo, una lección de buena energía y suavidad, única cómo el rock alternativo tan versátil que hacen.

El cafecito seguía en nuestros labios, tan delicioso y fuerte que esperamos atentos para que nos inviten nuevamente para saborearlo.

No hay comentarios: