domingo, 20 de noviembre de 2011

Historias de Canciones: Son las tres.


Capitulo II: El tiempo todo lo mata.

¿Puedes oírlo?,  ¿hay algo más allá de la muerte?, acaso todo tendría más sentido, si los días fuesen más cortos y las noches más largas?
Podré dormir tranquilo, después de  suspirar en paz?

Dicen que a los 4 años, se entra por primera vez en contacto con ella, no la ves, no la tocas, pero la sientes.

Al contemplar nuevamente en silencio y con  la mirada depositada en el retrato principal de la sala de estar, las voces comenzaban a resonar por los oídos sordos sin saber que hacer, sin saber que decir, afuera el viento soplaba fuerte, y mi mente solo en estado binario, decidí entonces darme una oportunidad.

Inmediatamente hice la lista necesaria de elementos para completar de manera perfecta mi obra, desinfectante, bolsas de basura, plástico, un set para asado de lujo, de esos que nunca tienes ni siquiera por premio,   esponjas, y algo más. Al salir Don Carlos el conserje de turno me indicaba  amablemente que Don Raúl mi vecino había dejado por escrito la denuncia correspondiente a los ruidos molestos…es el mismo cuento de siempre replique, cuantas veces tuve que soportar su fiestas y celebraciones de la derrota de partidos de la selección, yo sólo cumplo con mi deber de avisarle…comentó tímidamente como sintiéndose trasquilado, talvez por mi tono de voz. Finalmente  y al contemplar la normalidad habitual, por la avenida llenas árboles, familias y perros todos juntos compartiendo el mismo pasto, la melancolía y la depresión nuevamente hicieron de las suyas, pude husmear en mis recuerdos, momentos cálidos llenos de alegría pero también de tención, la humillación. Ya no quiero más de lo mismo.

En algún lugar del sombrío escenario…

Luego cuando todo acabe, merezco algo mejor, merezco no saber entonces, me decía a mi mismo mientras la sierra de acero inoxidable cumple su cometido, siempre me dijiste que esa de mi cuerpo te gustaba, me hablaba, un fantasma angelical, una replica exacta pero al parecer mas perfecta me hacia compañía dándome instrucciones del como mejorar los cortes, esta actividad única e inusual  logro extraer lo y poco y casi nada que me quedaba de sentido común ni humanidad, de ahora en adelante, ya no soy yo, soy el reflejo de mi sombra, de mi cuerpo, mis manos ejerciendo con presión y placer indescriptible la mejor de las tareas. 

Cada bolsa de basura pesa entre medio a un kilo...la cantidad de restos no debe superar esta magnitud, seria una forma de evitar la sospecha, al momento de limpiar los barriles de basura que diariamente la municipalidad debe cumplir con destino desconocido.

60 Bolsas en total, a razón de 4 diarias, 15 días, según mis cálculos esta cantidad de días es el tiempo suficiente  para que alguien se de cuenta que dejado de ver a una persona.

Hoy es sábado, y necesito un espacio para diseñar la coartada perfecta.

 No me cuentes la cruel verdad, no me dejes caer en ese abismo de la nada, todo debe ser recompensado más allá, debe ser pagado en esta vida para pasar a la otra, pero si es la nada, cómo proceder? Cómo creer, que ya no existe más…ya no existe más nada.

No hay comentarios: